El barro en mis manos

“El contacto diario de mis manos con el barro se ha convertido en el mecanismo perfecto para dar forma a un mundo de energía interior”.